Dirección EJRLB


La Escuela Judicial "Rodrigo Lara Bonilla" fue creada mediante el Decreto 250 de 1970 y su funcionamiento se inicia conforme a la reglamentación contenida en el Decreto 52 de 1987, como organismo especial de carácter docente que prestaría sus servicios en todo el Territorio Nacional a los(as) Funcionarios(as) y Empleados(as) de la Rama Judicial y del Ministerio Público y a los particulares que aspiraran a ingresar a dichos organismos.

 

Su nombre, por disposición de la Ley 17 de 1985, constituye un homenaje al inmolado Ministro de Justicia "Rodrigo Lara Bonilla".

 

En desarrollo de la Constitución Política de 1991, la Ley 270 de 1996 dispuso la incorporación de la Escuela a la Rama Judicial y fue adscrita a la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, constituyéndose en el Centro de Formación Judicial y Continuada de los(as) Servidores(as) Judiciales.
 

La integración se produjo en 1998 y su organización y funciones establecidas por medio de los Acuerdos 800 y 964 de 2000, con el objeto de contribuir mediante la formación judicial, al fortalecimiento de Magistrados(as), Jueces(zas) y Empleados(as), los(as) Jueces(zas) de Paz, las Autoridades Indígenas que administran Justicia y los aspirantes a ingresar o ascender en la Carrera judicial.

 

La Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, teniendo en cuenta que el debido funcionamiento de la Administración de Justicia requiere que, además de sus Magistrados(as) y Jueces(zas), todos(as) los demás intervinientes estén debidamente formados(as), decidió acoger las reiteradas solicitudes para abrir los cursos de formación a otras comunidades como es el caso de las y los abogados litigantes, y de líderes co¬munitarios(as) para apoyar la divulgación, el ejercicio o el restablecimiento de derechos.

 

Además de la referida proyección social, la Escuela Judicial de Colombia ha integrado la Junta Directiva de la Red Iberoamericana de Escuelas Judiciales –RIAEJ- y a partir de 2011, ostenta la calidad de Secretaría General de la misma.

 

A través de dicho rol, se ha impulsado la implementación de un Nuevo paradigma de la formación judicial en Iberoamérica, la autoevaluación y certificación de las Escuelas miembros de la Red en la norma de calidad que opera para la misma, así como los ejes temáticos de coordinación entre la jurisdicción ordinaria y las jurisdicciones indígenas y la investigación y proyección social.

 

La Dirección Ejecutiva de Administración Judicial ha celebrado convenios en los que la Escuela Judicial sigue su proceso de apertura y proyección social con entidades como la Universidad Nacional Abierta y a Distancia –UNAD-, la Universidad Nacional de Colombia, la Universidad Externado de Colombia y la Universidad de Bolonia (Italia).

 

Con éste último centro de formación se llevó a cabo una jornada de capacitación a los integrantes de la Red de Formadores(as) de la Escuela Judicial, lo cual corresponde a un proceso continuo de capacitación de nuestros Facilitadores(as) que son los encargados(as) de formar a cerca de 30.000 servidores(as) judiciales de todo el país.

 

Dispuesta a enfrentar los retos de la formación de los(as) operadores(as) judiciales que serán los encargados(as) de hacer realidad la implementación de la oralidad, y de impartir justicia en una sociedad en post conflicto, la Escuela Judicial "Rodrigo Lara Bonilla" se moderniza y crece, consolidándose como un verdadero centro científico en el que confluyen la diversidad, el debate y el diálogo en ambientes académicos a fin de obtener conclusiones que sean útiles a la administración de justicia y al cliente externo: el ciudadano que acude a ella en búsqueda de la solución pronta y efectiva de los diferentes conflictos sometidos al aparato judicial.